Menú

Control de Peso

Mi mascota esta obesa ¿Qué puedo hacer?

Con una frecuencia elevada muchos de nuestros pacientes padecen sobrepeso. El sobrepeso u obesidad puede llegar a ser un 10%-20% de su peso ideal.

La obesidad en nuestras mascotas puede provocar:

  1. Acortar la esperanza de vida de nuestras mascotas
  2. Artritis: el exceso de peso daña las articulaciones destruyendo el cartílago articular.
  3. Transtornos circulatorios: la obesidad favorece la aparición de insuficiencia cardiaca congestiva.
  4. Problemas respiratorios crónicos: la obesidad disminuye la capacidad pulmonar por depósitos de grasa y además el tejido graso necesita un aporte extra de oxígeno.
  5. Diabetes Mellitus: el exceso de grasa puede desencadenar un mal funcionamiento de la insulina.
  6. Hipertensión

¿Pero como podemos saber si nuestra macota tiene sobrepeso?

Existe un sistema de puntuación de la condición corporal que nos ayuda a saber qué estado corporal tiene nuestra mascota:

Según este sistema podemos clasificar los animales en 9 categorías:

A – Demasiado delgado:

  • Costillas, vértebras lumbares, huesos pélvicos y todas las prominencias óseas que sean evidentes desde una cierta distancia. Ninguna grasa corporal perceptible. Pérdida obvia de masa muscular.
  • Costillas, vértebras lumbares y huesos pélvicos fácilmente visibles. No existe grasa palpable. Alguna evidencia de otra prominencia ósea. Pérdida mínima de masa muscular.

B – Delgado. Condición corporal número 3. Costillas fácilmente palpables y que pueden ser visibles sin grasa palpable. Las partes superiores de las vértebras lumbares son visibles. Los huesos pélvicos se hacen prominentes. Cintura obvia y pliegues abdominales.

C – Ideal:

  • Costillas fácilmente palpables con mínimo recubrimiento de grasa. Cintura fácilmente observable, se se observa desde arriba. Pliegue abdominal evidente.
  • Costillas palpables sin exceso de recubrimiento de grasa. Se observa la cintura detrás de las costillas cuando se observa desde arriba. Se observa pliegue del abdomen cuando se observa desde un lado.

D- Demasiado pesado:

  • Costillas palpables con un ligero excerso de cubierta de grasa. La cintura es perceptible cuando se observa desde la parte superior, pero no es prominente. Pliegue abdominal aparente.
  • Costillas palpables con dificultad, pesada cubierta de grasa. Depósitos de grasa observables sobre el área lumbar y la base de la cola. Cintura ausente o apenas visible. Puede haber pliegue abdominal.

E – Obeso:

  • Costillas no palpables debajo de una cubierta de grsa muy pesada, o palpable sólo aplicando una presión importante. Depósitos pesados de grasa sobre el área lumbar y la base de la cola. Cintura ausente. Ningún pliegue abdominal. Puede existir una distensión abdominal obvia.
  • Depósitos masivos de grasa sobre el tórax, columna y base de la cola. Cintura y pliegues abdominales ausentes. Depósitos de grasa en el cuello y extremidades. Distensión abdominal obvia.

Una vez confirmamos que nuestro animal sufre sobrepeso, y éste no está causado por alguna enfermedad, comenzaremos con el Programa de control de peso.

¿En qué es el Programa de control de peso?

Se trata de una serie de estrategias encaminadas a que el animal pierda peso de forma adecuada y sin comprometer su salud, que engloba una adecuada alimentación y unas pautas de ejercicio, unidos a un estricto control de peso y de la cantidad de comida administrada diariamente que se llevará a cabo en la clínica veterinaria.

En las revisiones impartidas por nuestro auxiliares se irá ajustando la cantidad de comida que el animal debe de ingerir diariamente. Una vez alcanzado nuestro objetivo podemos optar por mantenerles en el peso ideal con la línea de productos de mantenimiento de peso.

Consejos:

  • No dar nunca las sobras de la comida.
  • Ocasionalmente podremos darle algún premio bajo en calorías y rico en fibra.
  • Repartir las tomas entre 2 y 4 veces al día.
  • Si fuera necesario, comprar una báscula para pesar lo que va a comer en cada toma o utilizar vasos medidores para controlar la cantidad de alimento que va a ingerir en cada toma.
  • Reducir al mínimo el número de golosinas que recibe, y a ser posible sustituirlas por golosinas hipocalóricas.

 

EJERCICIO

El programa de ejercicio será como un entrenamiento y lo iremos haciendo gradualmente, es importante darle tiempo a que se adapte y no forzarle para evitar lesiones musculares.

Podemos empezar con un par de paseos diarios de 10 a 20 minutos que podremos ir ampliando en tiempo y frecuencia.

Existen juguetes con los que ellos se entretengan cuando nosotros no estemos en casa, como por ejemplo las activity balls (juguetes que contienen comida en su interior), aptas para perros y gatos

Si nuestro perro o gato es un animal sociable podríamos juntarle con otros animales para que jueguen y con ello practiquen algo de ejercicio.

En el caso de los gatos la actividad física es mas difícil de realizar ya que suelen tener una vida mas sedentaria que los perros, podemos aumentar su actividad con juegos , plumeros o los juguetes con caña. Otra posibilidad, son los juguetes interactivos. Aumentar el enriquecimiento ambiental que favorezca el movimiento de nuestro gato por los diferente ssitios de nuestro hogar.

Ventajas de la realización de ejercicio por parte de nuestra mascota:

– Desarrollo de la masa muscular.

– Aumenta el gasto energético.

– Estimula el sistema cardiorrespiratorio.

– Crea un vínculo afectico con el propietario.

Visitas para el control del peso:

Uno de nuestros auxiliares responsables del programa de nutrición, tras cita previa con él, será el encargado de pesar al paciente y modificar, si hiciera falta, la cantidad de comida administrada diariamente. Para ello, podría ser suficiente con un control cada 2 semanas hasta que nuestro animal alcance su peso ideal.

Lo ideal es que nuestro animal sea capaz de bajar entre un 0,5-2% de peso semanalmente.

En las condiciones del 1 al 5 no es necesaria la reducción de peso, a partir de la condición 6 se recomienda realizar un programa de adelgazamiento.