Menú

Dilatación – Torsión de Estómago

 

Es una patología bastante frecuente en perros de raza grande (gran danés, Rottweiler, Boxer, Pastor Alemán y otras muchas), pero en algunos casos se han visto afectados perros de menos tamaño.

El proceso consiste en una dilatación aguda del estómago con gran acúmulo de gases en su interior, junto con restos de comida y líquidos. En ocasiones este estómago se torsiona, es decir, gira sobre sí mismo, provocando una constricción de los vasos sanguíneos que lo irrigan. Esto conlleva en muchas ocasiones a la necrosis o muerte del tejido gástrico y al consiguiente empeoramiento del estado general del animal, apareciendo un cuadro de shock con peligro de muerte si no se actúa rápidamente.

 

CAUSAS PREDISPONENTES:

  • Razas de gran tamaño: en este tipo de razas existe una laxitud importante de los ligamentos que sustentan las vísceras abdominales.
  • Ingesta de agua y/o comida de forma rápida y tras ello, realización de ejercicio intenso.

 

SIGNOS CLÍNICOS:

  • Depresión repentina y dilatación aguda del estómago (el animal se hincha literalmente)
  • Arcadas improductivas. El animal es incapaz de vomitar.
  • Si se produce la torsión del estómago, el animal entra rápidamente en estado de shock (mucosas blancas, pérdida de conocimiento…).
  • Si usted nota cualquiera de estos síntomas, acuda URGENTEMENTE a la clínica veterinaria.
  • En todo caso, el porcentaje de mortalidad cuando sobreviene esta enfermedad es elevado.

 

TRATAMIENTO:

  • El tratamiento es en un principio médico y luego, tras la estabilización del animal, quirúrgico.
  • El tratamiento médico esta dirigido a tratar el estado de shock. Se administrará al animal suero endovenoso a velocidad elevada, además de la medicación correspondiente y a continuación, se tratará de descomprimir el estómago del animal mediante la introducción por cavidad oral (previa sedación) de una sonda nasogástrica de calibre elevado, para a continuación realizar lavados estomacales con agua tibia para eliminar todo el contenido alimenticio almacenado en su interior. En ocasiones (sobre todo si el estómago esta torsionado),este procedimiento resulta imposible. En estos casos será necesario tracarizar el estómago desde fuera.
  • Una vez estabilizado el animal, debe ser pasado al quirófano para tratamiento quirúrgico. Este tratamiento consiste en lo siguiente:
    • Primero hay que ver como esta todo desde dentro. Habrá que ver si la pared del estómago esta o no necrosada. En gran parte el pronostico dependerá de ello. Si parte del estómago esta necrosado, este tejido deberá ser eliminado quirúrgicamente. En ocasiones, existe tal grado de afección de la pared del estómago que no podremos hacer nada.
    • A continuación habrá que valorar el bazo. Algunas veces (sobre todo si existe torsión) el bazo queda atrapado y también se torsiona junto con el estómago (En estos casos también habrá que extirpar el bazo)
  • Finalmente se realizara una técnica quirúrgica llamada gastropexia, que consiste en la fijación de la pared del estomago a la pared costal del animal. El objetivo de esta cirugía no es otro que el de evitar, en el caso de que el animal se volviera a dilatar, que ese estómago sufriera el proceso de torsión.

Si su animal supera con éxito esta enfermedad, habrá que ser conscientes de que en el futuro deberemos cambiar las pautas de alimentación. Nosotros le enseñaremos como.

De todas formas, en este enfermedad como en otras muchas, más vale prevenir que curar.