Menú

Displasia de Cadera

Esta patología, que puede llegar a limitar la movilidad del animal por la aparición de una artrosis prematura, puede ser diagnosticada de forma precoz mediante la realización de una radiografía de cadera bajo sedación cuando el animal ha cumplido ya los 6-7 meses.La displasia de cadera es una patología que se da con frecuencia en razas de perro grande. Pastores Alemanes, Golden Retriever, Labrador Retriever, Boxer y otras razas de igual o mayor tamaño son las más predispuestas al padecimiento de esta enfermedad articular.

El objetivo de este diagnóstico precoz, no es otro que el de poder llevar a cabo en el caso de que el animal presente displasia de cadera, tratamientos terapeúticos de la enfermedad que no serían posibles de realizar en animales de mayor edad. Ante cualquier duda, póngase en contacto con nosotros.