Menú

F.U.S.// F.L.U.T.D. (Síndrome Urológico felino)

El Síndrome Urológico felino es una de las enfermedades más frecuentes motivo de urgencia en la clínica veterinaria actual. Por ello, es muy importante que si usted observa alguno de estos síntomas en su gato, acuda con la mayor celeridad posible al veterinario:

  • Dificultad para orinar(algunos propietarios pueden confundir esto con dificultad para defecar). El gato se muestra nervioso, acudiendo constantemente a la caja sin poder orinar y con maullidos constantes.
  • Puede dejar gotitas de orina por lugares no usuales diferentes a la caja.
  • Puede aparecer sangre en la orina.
  • Vómitos, decaimiento, junto con un aliento más fuerte de lo normal (aliento urémico)

PUNTOS CLAVE:

  • Esta enfermedad puede afectar a gatos de cualquier edad, siendo más frecuente en gatos adultos y de sexo macho (la uretra de los machos es bastante más estrecha que la uretra de las gatas).
  • La obesidad es un factor predisponente al padecimiento de esta enfermedad.
  • La obstrucción de la uretra está normalmente producida por pequeños cristales que se forman en la orina a consecuencia de las variaciones que se producen en el ph normal de la orina, aunque en ocasiones las causas pueden ser otras diferentes.
  • Es importante que el propietario se de cuenta de estos síntomas lo antes posible. Transcurridas 24-48 horas sin que el animal pueda orinar puede sobrevenir la muerte por un cuadro de intoxicación urémica.

TRATAMIENTO:

  • El tratamiento depende en gran medida de cómo venga el animal.
  • Lo primero que se hace es llevar a cabo el sondaje uretral del animal para que este pueda orinar. Esto en ocasiones resulta muy dificultoso y en algunos casos imposible. Este procedimiento se hace bajo sedación profunda.(salvo que el gato venga en un estado de coma urémico)
  • Al mismo tiempo se canaliza una vía en una de las extremidades anteriores y se extrae sangre para llevar a cabo una determinación de los valores bioquímicos renales que serán indicativos en gran medida del pronóstico.
  • A través de esa vía se instaura tratamiento fluidoterápico agresivo y se deja al animal hospitalizado para ir monitorizando los valores bioquímicos renales.
  • Al mismo tiempo se extrae una muestra de orina para determinar si el animal tiene cristales en la orina y saber que tipo de cristales presenta. En función de si aparecen uno u otro tipo de cristales daremos al animal un tipo de alimentación u otra. La alimentación es en muchos de estos casos parte básica del tratamiento.