Menú

Iguanas

CARACTERÍSTICAS FISIOLÓGICAS.

  • Son animales originarios de zonas tropicales (zona ecuatorial, con elevadas temperatura y humedad) y son principalmente diurnos.
  • Son arborícolas.
  • Son muy territoriales, siempre hay dominancia entre individuos, por lo que cuando se tienen en cautividad es mejor tener una sola iguana por terrario, ya que si mantenemos dos ejemplares en el mismo terrario podemos tener problemas, incluso de llegar a la agresión física.
  • Pueden llegar a vivir 18-20 años. Y la madurez sexual se produce a partir de los 2-3 años.
  • Período de cría: enero a abril.
  • Puesta de huevos: 48-60 días después de la cópula, poniendo 28-40 huevos a unos 30 cm de profundidad. Incubación de 73-90 días.

ALIMENTACIÓN

  • Son animales herbívoros, aunque de pequeñas pueden comer algún insecto, casi a diario. De adultos pueden hacerlo 1-2 veces a la semana.
    Un ejemplar adulto puede tardar una semana en hacer la digestión a una temperatura ambiental de aproximadamente 28 ºc.
  • Hay en el mercado pienso para iguanas, que puede ser una opción muy acertada si lo suplementamos con vegetales (ricos en calcio) como: berros, penacho de zanahoria, brócoli, hojas de coliflor, endivias, brotes de soja y alfalfa crudos, pétalos de rosa (si son con pulgones mejor), diente de león, recula, apio, achicoria, ibiscum. Las espinacas, acelgas y judías verdes se deben dar con moderación ya que impiden la absorción de calcio.
    No hay que darles nunca guisantes, lechuga y plátano, por lo desequilibrado de su cociente ca/p.
  • Suplementos vitamínicos: se dan en casos necesarios tales como animales juveniles, hembras gestantes, animales debilitados.
    Son suplementos vitamínicos liposolubles (A, D3, K, E). Estos compuestos llevan también un buen suplemento de calcio.

MANTENIMIENTO

  • Lo ideal es que el terrario sea lo más grande posible, para que el animal tenga sitio para moverse. Es necesario que tenga dos zonas de ventilación: una en la parte superior ( protegida por una rejilla) y otra en la parte inferior.
  • Necesitamos un foco de luz U.V. Normalmente con una radiación del 8%.
    Estos focos tienen una profundidad de acción de aproximadamente 50 cm y una duración de unos 6 meses, con lo que pasado este tiempo es necesario revovarlo.
    Tiene que estar colocado en la parte alta del terrario y sus radiaciones son necesarias para la síntesis de vitamina D3, que permite la absorción del calcio de la dieta.
    Es necesario que la luz sea de espectro total.
  • Fotoperiodo de 12 horas de luz/ 12 horas de oscuridad.
  • Humedad: 65-80%, nunca bajar de 60%. Para conseguir un ambiente húmedo hay que pulverizar el terrario 2-3 veces al día.
  • Temperatura: durante el día tiene que oscilar entre 37º c (en la parte más caliente del terrario, que tiene que ser la más alta del mismo ) y 27º c (en la parte más fría). En la noche tiene que estar en torno a 22-25º c. un termómetro de máximas y mínimas nos informará sobre las variaciones de temperatura a lo largo del día y la noche.
  • La mayor parte de los reptiles se vuelven inactivos e incluso dejan de comer por debajo de 22º c.
  • Sustrato: tiene que ser no tóxico ni por ingestión ni por contacto.
    Uno de los más adecuados es la fibra de coco, que puede ser ingerida por el animal sin causar ninguna alteración. Si humedecemos el sustrato nos ayudará a mantener la humedad del terrario.
    Es recomendable renovarla completamente cada 2 meses aproximadamente.
    Y cada semana podemos retirar las capas más superficiales.
  • Decoración: todo lo que se introduzca en el terrario tiene que ser desinfectado previamente con agua caliente o vapor.
    Si ponemos ramas de árboles, tenemos que fijarnos que no tengan aristas punzantes, que puedan dañar al animal, y que tienen que ser lo suficientemente anchas como para que la iguana pueda apoyar el cuerpo en ellas. Es preferible que las plantas sean naturales y la mas recomendable es el poto.

Cuando se produce un cambio de color a marrón o gris, significa que nuestra iguana esta enferma.

Las principales patologías que pueden presentar son: enfermedad ósea metabólica, retención de huevos y las derivadas de un mal mantenimiento.