Menú

Limpieza de Boca

El sarro dental es la principal causa de halitosis o mal olor de boca en perros. Llegados a este punto, la única forma que tenemos de eliminar este sarro es mediante la realización de una limpieza de boca utilizando un aparato de ultrasonidos idéntico al que se utiliza en medicina humana. Para realizar esta limpieza de boca es necesario dormir al animal por completo.

 ¿Qué podemos hacer para retrasar el momento de la realización de esta primera limpieza de boca?

  • La alimentación es fundamental. Es importante que alimentemos a nuestros animales única y exclusivamente con pienso seco. Aparte de ser una alimentación equilibrada, el hecho de masticar bolas de pienso tiene un efecto limante sobre la superficie dentaria. Evite en la medida de lo posible la alimentación blanda (latas) y sobre todo no acostumbre a su animal a comer comida casera.
  • Trate desde que su animal es cachorro a acostumbrarle a una serie de hábitos de higiene dental: Utilice pasta de dientes para perros de forma periódica, utilice soluciones antisépticas que mejoren el aliento….
  • No obstante, hay que tener en cuenta que existen otros diversos factores que favorecen el acúmulo de sarro dentario, y que existen animales que por tanto,tienen mayor tendencia a formar este sarro incluso siguiendo unas pautas correctas de alimentación e higiene.

El proceso tiene diferentes fases:

  • Una fase inicial en la que aparece enrojecimiento de las encías y ligera cantidad de sarro. Puede estar acompaña o no de halitosis (mal aliento).
  • Una fase mas avanzada en la que se aprecia una retracción de las encías y una gingivitis más acusada con halitosis evidente.
  • Una tercera fase, llamada enfermedad periodontal, donde la retracción de las encías en tan evidente que , en ocasiones, se produce la caída de la pieza dentaria solo con tocarla. Aparece una gingivitis marcada y cantidades abundantes de sarro. Esta enfermedad periodontal es un proceso irreversible, por lo que nunca hay que llegar a ello. Además, hay que saber que, las infecciones severas de boca pueden ocasionar problemas a distancia en otros órganos vitales como corazón, hígado…

Por ello, si usted nota alguno de los síntomas anteriormente descritos (mal aliento, coloración marrón de los dientes, enrojecimiento de encías…) acuda al veterinario y limpie la boca de su mascota.