Menú

Piómetra

La piómetra es una enfermedad infecciosa producida por bacterias que se caracteriza por la presencia de pus dentro del útero.

Afecta a perras y gatas de edad generalmente avanzada.

Generalmente aparece después del celo (entre 15 días y 2 meses)

Síntomas: decaimiento, aparece secreción por vulva (esta secreción ya no es tan limpia como la del celo, sino que tiene un color mas oscuro). En ocasiones los animales no manchan. Además aparece un aumento en las ganas de beber bastante marcado (polidipsia), asociado con un incremento en la ganas de orinar (poliuria) El apetito está disminuido, incluso dejando de comer. En ocasiones aparecen vómitos.

El diagnóstico de la enfermedad se realiza mediante la realización de una analítica general de sangre y una radiografía (o en su caso una ecografía), además de la realización de una buena anamnesis.

El único tratamiento efectivo para esta enfermedad es el quirúrgico, que consiste en la castración del animal. Si se opera de forma rápida las posibilidades de buena evolución son mayores.

Hay que saber que las perras tienen el celo durante toda la vida. La ausencia de celos o celos irregulares predisponen al padecimiento de esta enfermedad. De la misma forma, las perras con antecedentes de “embarazos psicológicos” o pseudogestaciones, tienen igualmente mayor predisposición.

La utilización de hormonas para prevenir la aparición del celo o para interrumpir gestaciones no deseadas predisponen también a padecer esta enfermedad.

La tendencia en la clínica veterinaria actual lleva a la castración prematura de las perras cuando estas son jóvenes. Con ello evitaremos seguro la aparición de esta enfermedad en el futuro.

Conclusiones: Si usted nota en su animal alguno de estos síntomas, acuda al veterinario:

  • Manchado por vulva a los días de haber terminado con el celo (no siempre aparece)
  • Aumento de las ganas de ver (polidipsia) y aumento de las ganas de orinar (poliuria).
  • Decaimiento, apatía, anorexia…